Estás aquí
Inicio > Artículo > Dani Pacheco y Erik Morán salen reforzados tras otro partido gris del Málaga.

Dani Pacheco y Erik Morán salen reforzados tras otro partido gris del Málaga.

Dani Pacheco y Erik Morán salen reforzados tras otro partido gris del Málaga.

OPINON | Fran Gómez

Tanto el pizarreño como el de Portugalete no estaban siendo fundamentales en los esquemas de Juan Ramón López Muñiz (Pacheco antes de la lesión no tenía continuidad y Morán llevaba 2 partidos sin disputar ningún momento) El técnico asturiano planteó un 11 inicial, que, en líneas generales, gustaba al aficionado malaguista: una propuesta con jugadores más “ofensivos” en la zona de ataque, coincidiendo los dos futbolistas con mayor capacidad para desbordar y generar ocasiones, Iván Alejo y Javi Ontiveros, y con la dupla atacante formada por Jack Harper y Gustavo Blanco.

El Nástic era el rival idóneo para recuperar sensaciones y volver a dar un rayo de esperanza a los malaguistas,que veían como el ansiado objetivo del ascenso se esfumaba tras el empate en Soria, la derrota contra Osasuna o el empate sobre la bocina en tierras cordobesas. Nada más lejos de la realidad, y sin ver ningún síntoma de cambio en la habitual propuesta rácana,aburrida o tacaña de Muñiz, el anteriormente mencionado Erik Morán resaltó sobre el resto de jugadores del cuadro blanquiazul. El de Portugalete fue el único jugador que le daba sentido a la posesión del conjunto malacitano, siendo más que notable en la salida de balón (aspecto en el que el Málaga sufre habitualmente) y completando un buen partido a nivel táctico. Tampoco se puede pasar por alto el partido de Pacheco, que a pesar de entrar en la segunda parte sustituyendo a un Ontiveros que lo intentó pero sin ser productivo, fue clave para la victoria malacitana en el Nou Estadi, y no sólo por el gol que anotó (el primero con la camiseta blanquiazul).

El de Pizarra entendió en todo momento lo que tenía que aportar al equipo para obtener los 3 puntos, y desde el instante en el que saltó al terreno de juego parte del peligro que llevaba el Málaga pasaba por sus botas. Anotó un gol con mucha fortuna, pero los goles no se meten si el jugador no está en el sitio adecuado, y Pacheco cumplió a la perfección con el rol de llegador. Con el gol anotado también fue muy importante, pues el equipo necesitaba dormir el partido, y Pacheco dotó al Málaga de esa seguridad con el balón requerida para cerrar un partido.
Ambos jugadores fueron reconocidos por parte de la afición malaguista como los mejores del equipo de Muñiz. Veremos si el asturiano confía en Morán y Pacheco de cara al importante compromiso liguero contra el Sporting de Gijón,en el que vuelven los jugadores con compromisos internacionales y eremos si sólo ha sido un buen partido o si pueden mantener este nivel de juego.

Top