Estás aquí
Inicio > Artículo > ¿Dónde está el chaval que tanto prometía?

¿Dónde está el chaval que tanto prometía?

¿Dónde está el chaval que tanto prometía?

OPINIÓN | KIKO GARCÍA

Algo así preguntaba por sus redes sociales el dueño del tinglado. Al-thani pregunta por su inversión mientras a miles de kilómetros sus empleados pasan de sus gestiones como fichador ,y claro como el Malagueño no deja de ser último, cualquiera le explica que al muchacho que trajo pensando que sería importante no tienen ni tendrán idea de hacerle  ficha porque no le ven nada de lo que él le vio cuando, con todo el cariño del mundo, se gastó parte del dinero del limite salarial de su equipo en ficharlo.

Una nueva intromisión del dueño, dirán unos. Una tocada de bemoles dirán otros pero el caso es, que sino media una llamada desde Qatar al jugador no lo vamos a ver jugar con la camiseta a rayas blancas y azules de momento. No sabemos si vale o no, pero el interés del dueño por ver a su joven promesa parece caer en saco roto, es una nueva muestra de lo distante que están las realidades del club con la de su dueño.

El otro día Caminero le dio un pequeño tirón de orejas precisamente a su jefe  costa de Takioullah que sin comerlo ni beberlo está siendo noticia sin haberle dado una patada a un balón. El jugador estaba esperando al mercado invernar para tener un equipo, jugar e intentar demostrar que puede ser valido aquí.

¿Alguna vez podremos tener a cada uno haciendo lo que debe en este club?

Me parece muy complicado, no creo que estas cosas solo pasen aquí. En todos los clubes se hace lo que dice el que manda pero como se hace desde el aparente consenso entre dueños y trabajadores no parece que existan casos como estos. En todos lados hay fichajes comos los de Takioullah sólo que se tapan con el buen royo entre la dirección deportiva y la propiedad.

Aquí tenemos la desgracia de tener un dueño que gestiona a su antojo, como todos los dueños, lo hace eso sí, con un aparente desconocimiento que le resta credibilidad mientras que sus directores deportivos acaban siempre en la calle desdichos por él y metiendo la pata cada dos por tres.

Si Al-thani se dedicara a lo suyo”  , como dice el de mi pueblo “robar bicicletas” quizás no tendríamos estos casos pero quizás habría que entender que al fin y al cabo es el dueño y estas cosas tendremos que aguantarlas aunque sea sólo por eso.

Top