Estás aquí
Inicio > Artículo > El Carpena no falla y la gloria espera (74-63)

El Carpena no falla y la gloria espera (74-63)

Intensidad, trabajo, esfuerzo, ayudas, equilibrio, acierto. Si a todas estas cualidades que pusieron los jugadores en pista le sumas el aliento y el apoyo de más de 10.000 personas durante 40 minutos, el resultado final es el visto. Un Unicaja arrollador se hizo con una victoria histórica que le clasifica para la final de la EuroCup, la tercera en su historia. Noche fantástica para el deporte malagueño y para la provincia, que también disfrutaba del Festival de Cine de Málaga. Solo caben halagos para el cuerpo técnico y jugadores, que han llegado con el mejor estado de forma al tramo más importante de la temporada y han conseguido barrer de la competición a un equipo de EuroLiga como es el Lokomotiv de una manera brutal, sin dejarles capacidad de reacción y ahogándolos tanto en su cancha como aquí. Cabe mencionar que hasta un equipazo como es el Valencia Basket, que disputa la otra semifinal del torneo contra el Hapoel Jerusalén, se vio ayer obligado a tener que disputar el tercer partido la semana que viene tras perder en Jerusalén en un último cuarto horrible de los de Pedro Martínez (79-66).

El partido de Unicaja comenzaba de una manera inmejorable, 9-0 de parcial con un triple de Dani Díez y dos de Nedovic. Obradovic ya se veía obligado a pedir tiempo muerto, su equipo no anotaría canasta hasta pasados unos cuatro minutos. La gran defensa del conjunto costasoleño le permitía ampliar el marcador hasta el 19-3, cuando Obradovic tuvo que volver a pedir tiempo muerto. Los rusos se vieron achicados en el primer cuarto por un equipo y un pabellón indomable. Plaza aprovechaba el poco acierto del equipo visitante y la ventaja en el marcador para dar descanso al quinteto titular, Jamar Smith y Kyle Fogg fueron los detonantes para llevar el marcador final del primer cuarto hasta el 27-11. Tras la reanudación, cinco puntos seguidos de un Fogg muy acertado, pero los rusos salieron con otra cara y realizaron un parcial de 0-9 para llevar el partido al 32-22, sobre todo gracias al neoyorquino Kevin Jones, el mejor jugador del equipo ruso. Plaza se vio obligado a sacar de nuevo a Omic ante la fragilidad del equipo en el rebote defensivo, el pívot esloveno jugó más minutos que nunca debido a la baja de Dejan Musli y completó un gran encuentro, aunque demostrando el gran talón de Aquiles que tiene: los tiros libres (6/12). Finalmente nos íbamos a descanso con marcador 37-24.

El tercer cuarto fue de continuo toma y daca. El Lokomotiv anotaba en casi todos sus ataques, pero Unicaja no daba tregua y no dejaba que descendiera la ventaja psicológica de los 10 puntos. Transcurridos ocho minutos de tercer cuarto, Dani Díez desde su esquina típica volvía a encestar de tres y obligaba a Obradovic a pedir tiempo muerto de nuevo. El equipo se iría con ventaja de 11 al último cuarto.

Kyle Fogg cortaba los sueños de remontada de un tímido Lokomotiv que consiguió bajar la barrera de 10 puntos. Llegaría la hora del espectáculo para Nedovic, que decidió el encuentro con tres jugadas espectaculares. A falta de cuatro minutos, amplió la ventaja a 14 con un auténtico triplazo en una gran jugada individual. Dos minutos después, forzaría un 2+1 al más puro estilo de Stephen Curry. Y a la jugada siguiente, fruto de la impotencia de los jugadores rusos que veían como se les escapaba las pocas posibilidades de remontada y en otra jugada individual, recibió una falta antideportiva.

“El Unicaja fue mucho mejor y merece la final”, admitía con deportividad Obradovic.

Resultado final de 74-63 y los jugadores se empaparon del éxtasis y la alegría de un Carpena que gritaba ”MVP” para Nedovic y que estuvo excelente durante todo el partido, recibiendo al equipo horas antes del comienzo del choque y con un ambiente muy deportivo y para nada hostil con los árbitros y jugadores rivales, solo apoyando a unos jugadores que han conseguido una hazaña histórica para las memorias del club.

Unicaja CB: Alberto Díaz (0), Dani Díez (9), Smith (5), Brooks (7), Omic (10), Okouo (0), Fogg (16), Nedovic (21), Lafayette (0), Waczynski (0), Suárez (6).

Lokomotiv Kuban: Janning (9), Collins (5), Khvostov (0), Vougioukas (6), Jones (17), Broekhoff (3), Ivlev (4), Rochestie (7), Berzins (0), Zubkov (0) y Baburin (12).

Marcador: 27-11; 10-13; 16-18; 21-21.

Árbitros: Paternico (ITA), Halliko (EST) y Baumanis (LIT).

Incidencias: Partido correspondiente al segundo encuentro de las semifinales de 7Days EuroCup, disputado en el pabellón José María Martín Carpena ante unos 10.300 espectadores.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Top