Estás aquí
Inicio > Artículo > El Málaga se abona al empate del nada a nada

El Málaga se abona al empate del nada a nada

El Málaga se abona al empate del nada a nada

Málaga y Las Palmas se miden en la Rosaleda, antaño fortín blanquiazul, en un partido caliente en intenciones y frío en juego. Los de Paco Herrera visitaban el que pensaban sería un campo difícil y, por instantes, consiguieron encerrar al Málaga en su propio campo y dominar el juego. Cierto es que los amarillos no están en su mejor momento y se les ha acabado el efecto Rubén Castro, que ha dejado de ser el referente en el gol. Además, uno de sus mejores jugadores, Araujo, parte siempre desde el banquillo, lo que resta potencial a un voluntarioso Rafa Mir, delantero de un potencial incuestionable, al que Herrera castiga en banda una y otra vez. Y esto es lo que plantearon los amarillos, tener la pelota y asustar de vez en cuando, como un ladrón que te atraca con una cuchara… a la postre suficiente para entregar un punto.

El uso de “atraco, robo, mangue“, no es achacable a Las Palmas, pero sí existe el “run run” en la grada, dados los dos goles anulados al Málaga Cf. Si bien es cierto que menos suspicacias existen en el primero a Keidi Bare, sí existen muchas dudas del segundo. No se han ofrecido repeticiones que aclaren lo que sólo el Asistente vio. Y es que, según su criterio, el balón salió en su totalidad, para luego volver a entrar y ser rematado por Adrian al fondo de la red. Otro buen momento de Adrian. Otro buen momento del balón parado.

Junto a estos dos goles, se anuló correctamente uno a Rafa Mir, por fuera de juego y se expulsó a un jugador por equipo. Poca duda en la expulsión del jugador del Málaga, que anduvo torpe en la primera amarilla, provocada por una niñería y se llevó una más y muy justa, por un codazo inapropiado. Luego el árbitro “compensó” con una amarilla, que se tornó en roja por arte de birli-birloque y que dejaba al equipo visitante con uno menos, ante la sorpresa general. El árbitro descentro el juego de ambos equipos, como dijo más tarde Adrian González al ser preguntado.

El Málaga de Muñiz

El equipo volvió a salir con ese sistema asimétrico que nos ofrece el Mister desde hace unas semanas. Morán como eje por delante de la defensa, con Keidi Bare y Alfred N’Diaye ocupando la parte central del juego y deambulando sin mucho esfuerzo. El sistema desde luego propicia que no haya que esforzarse en exceso para estar regular. Algunos pensamos que N’Diaye puede dar mucho más y que no necesita a Bare haciendo de “Sancho Panza“, el escudero incansable y algo desquiciado.

Iván Alejo, en su primer partido de blanquiazul malaguista, por el exterior de la banda y Adrian por dentro junto a Blanco de delantero. Gustavo, al que Muñiz le pide que baje para abrir huecos. Que aproveche su envergadura, que sea el primero en presionar. Que salga del área. Que entre en el área. ¿Y qué más? Visto lo visto este sistema, genial para defender y estar juntitos, se ha mostrado inoperante para atacar. Decía Rita Mae Brown, en su novela Sudden Death [Muerte súbita] de 1983:

“Locura es hacer lo mismo una y otra vez esperando obtener resultados diferentes”.

Rita Mae Brown

Y nuestro Muñiz, sigue empeñado en hacer lo mismo, mientras el Málaga no para de bajar puestos de la clasificación. Ya nadie cree que el Málaga sea un candidato claro al ascenso directo. Hasta nosotros hemos renunciado a ese sueño que nos permita la tranquilidad de las cosas buen hechas. Ahora nos conformamos con ahínco con los puestos de Play Off. No ofrecemos juego y ni los abonados vienen a los partidos, por más llamamientos que se hagan desde las ruedas de prensa. Mucho tópico que tragar, pues al que habla claro, se le enseña el camino de la grada.

Pero Muñiz sigue a lo suyo, sigue con su autodestrucción, pues el enfrentamiento con Ontiveros no es el único frente abierto que tiene. En rueda de prensa anteriores dijo que los que vienen (fichajes) lo hacen porque mejoran lo que hay. Y si bien es cierto que Ivan Alejo es un soplo de aire, Seleznyov no ha mostrado ser mejor que nadie. Así que veremos como se recompone el equipo en torno a una figura que desvaría de tal forma que, Renato, que pudo ser de los mejores del anterior partido contra el Almería, entra en el minuto 86 de partido.

Empatar en casa con Las Palmas es perder dos puntos…

Málaga Las Palmas
43% Posesión 57%
2 Tiros a puerta 2
3 Tiros fuera 2
8 Tiros 9
2 Paradas 2
6 Saques de esquina 0
4 Fueras de juego 3
5 Tarjetas amarillas 1
1 T. Rojas 1
19 Faltas 16

Top