Estás aquí
Inicio > Artículo > LA ROSALEDA DICTÓ SENTENCIA: “MUÑIZ, VETE YA”

LA ROSALEDA DICTÓ SENTENCIA: “MUÑIZ, VETE YA”

El Málaga volvió a hacer el mamarracho y La Rosaleda sentenció

Lo escribía durante la semana, La Rosaleda dictaría sentencia. No hizo falta que se alentara a las masas para que la afición acabase por pedir la salida de Muñiz. El técnico asturiano se lo ha ganado él solito. En ningún momento, incluida la racha de victorias de inicio de temporada, ha dado la sensación de poder lograr el ascenso, ya que, seamos sinceros, todos veíamos que con ese juego y esa propuesta era totalmente imposible ascender de categoría. Pensábamos que, tarde o temprano, lo que estaba entrando iba a dejar de hacerlo y que los rivales, en
cuanto se asentasen, serían por lo menos igual de competitivos que nosotros.

La falta de ambición se ha transformado en miedo al precipicio de la Segunda División, pasando por una nula capacidad de reconversión de un entrenador que muere con el único plan que tiene en mente. Un ejemplo, el trivotazo que sacó este fin de semana ante el Extremadura. Como ya expusimos esta semana, en un club normal, Muñiz o estaba en la cola del paro o habría cambiado de actitud, aunque claro, esto es el Málaga y lo de tomar decisiones se complica mucho.

La afición quiere ver a Caminero haciendo su trabajo. Destituir al entrenador, si no lo hiciese sería coautor de una situación que nos va a dejar a las puertas del ascenso y nos hará perder un año importante que condicionaría
el futuro del club blanquiazul. No ha hecho ruido Caminero esta campaña, ha sido un hombre alejado siempre de los focos, pero hay ocasiones en las que no hay más remedio que pasar a la acción y estar en la primera línea de fuego. Esta es una de ellas. El propio Al-Thani ya ha dicho que van a pasar cositas, aunque con el dueño del club uno nunca sabe lo que puede ocurrir.

El ciclo de Muñiz se ha acabado. No tiene sentido, ni siquiera, el que la plantilla esté confeccionada para jugar a lo que pedía el asturiano. Necesitamos a alguien que pretenda algo más que sumar un punto, alguien que se la juegue de verdad, alguien que ambicione la victoria y motive a La Rosaleda.

Dudo mucho que un técnico que se enfada por un comentario en redes sociales, por muy desarfortunado que sea este, se encuentre preparado para estar en la élite del fútbol. Hasta para eso es un sin sentido Muñiz. Hacer el ridículo, de eso se trataba la palabra en concreto. Y no me podrá negar usted ni nadie del club que ante el Extremadura hemos vuelto a hacer el mamarracho.

Pieza publicada por Kiko García Delgado (@kikogd).

Top