Estás aquí
Inicio > Artículo > Para una vez que me gusta lo que veo

Para una vez que me gusta lo que veo

Para una vez que me gusta lo que veo

OPINIÓN | Kiko García

Para una vez que me gusta lo que veo del Málaga en La Rosaleda desde hace muchas semanas no somos capaces de vencer. Bajo mi punto de vista es como darle la razón al técnico, como redundar en su discurso de que hay que ser aun más defensivo, no tener la pelota. El viernes el equipo estuvo mejor en algunas facetas del juego, esta vez si llegó a la meta rival pero de nuevo evidenció muchas carencias de cara al marco contrario.

La presencia de Ontiveros, esta vez si fue determinante y en muchas ocasiones si fue el jugador que quiere ser titular y que debe serlo. Aun así cuando más desequilibró fue cuando el cansancio empezó a hacer mella en el rival y se empezó a coordinar con Mula.

Esta vez Adrian si fue determinante para el resultado final del duelo. No hay que demonizarle, un fallo lo tiene cualquiera y conociéndole seguro que es el primero que está fastidiado por haber cometido ese error dentro de su propia área ante un Sporting de Gijón que hasta el penalti no había tirado a puerta y no había llegado al marco de Munir. El equipo asturiano llegó a La Rosaleda para jugar al estilo Muñiz, con sus mismas armas, con su juego defensivo, dejando al rival toda la tostada de la creación del juego, para que exponga y como la mayoría de los equipos de segunda no tienen calidad para crear pues aprovecharlo. Es curioso, como dicen en mi pueblo,  a tiros con las escopetas.

Al acabar la noche del viernes y con el escenario de un fin de semana por delante con todos nuestros rivales pudiendo hacer muy malo este empate en casa, los malaguistas nos fuimos a la cama con a sensación negativa de que así no vamos a ascender ni rezando a todos los santos de todas las cofradías que salen en Semana Santa. Luego saltaron al terreno de juego nuestros rivales para demostrarno que si en algo lleva razón el entrenador es que ganar en segunda es muy complicado. A unos porque no les da para hacerlo y a otros porque se les empiezan a aparecer los fantasmas de las temporadas pasadas, el caso es que ninguno va ganando. El Granada pierde en Soria, el mismo lugar en el que empató el Málaga. Empate por el que le dimos palos por la necesidad de resultados. Luego el Albacete empata en casa contra el Tenerife, un equipo que ni frio ni calor, mientras que otro equipo enrachado, el Almería también empata en casa ante el Rayo de Majadahonda. Ya solo quedaba el domingo para ver cuanto de malo es el resultado ante el Sporting. Con el cambio de hora, hay una menos de sufrimiento, por el medio día el Mallorca pierde ante el Córdoba parece que llueve menos y eso que el domingo ha amanecido lluvioso. Nos vamos a la mesa con la esperanza de que la jornada siga ese ritmo, se obre el milagro y el Extremadura saque algo en Navarra. Pero el lider no falla, parece el único que verdaderamente está dando el callo y se hace fuerte en su primera plaza. Ya solo queda esperar que el Deportivo tampoco gane. Empieza la cosa bien y el Oviedo se adelanta pero al final los gallegos suman un punto para dejar al Málaga en la cuarta plaza. Así que uno piensa cuanto sufrimiento para quedarnos como estamos e incluso podemos pensar que el punto nos acerca más a los puestos de ascenso directo hemos recortado un punto con el Granada y esta semana les visitamos, además le sacamos un punto más a los equipos que quieren meterse en Play off. Total que el empate del viernes es hasta bueno.

Habrá que darle la razón a Muñiz pero estimado Juan Ramón con un poquito menos de intriga también lo podemos conseguir que digo yo que algo podremos hacer para parecernos al Osasuna. Que el Málaga debe ser mejor equipo que todas esas medianías que hacen difícil la categoría. Porque que no me cuenten milongas, la segunda está igualada por falta de calidad no por ser muy buena. Los partidos son todos soporíferos, nadie arriesga.

Top