Estás aquí
Inicio > Artículo > Si te aburres, échate en agua

Si te aburres, échate en agua

Si te aburres, échate en agua

Mi madre siempre me decía de pequeño: “si te aburres, échate en agua”. Eso le digo a todos esos que comentan tras un partido del Málaga que acaban aburridos. Que se pueden echar en agua.

A ver si nos vamos enterando que estamos hablando de deporte profesional, que tiene de espectáculo lo que yo de votante de VOX. Que se juegue en un recinto, que se pague una entrada o un abono de televisión no quiere decir que sea necesariamente un espectáculo de luz y color. El que quiera espectáculo que se vaya al cine o al Circo del Sol.

Cuando el Málaga apostó por el estilo Muñiz, ya sabíamos a lo que íbamos a jugar, lo que íbamos a ver. En ese caso, en el mío, me costó hacer un ejercicio de reflexión, meditación para evitar acabar flageándome cada partido del Málaga. A mi me importa un  comino, por no decir otra cosa, que el equipo se parezca al Brasil del 70 o a la España del 2010. Yo quiero que mi equipo ascienda, aunque sea sin salir de su campo en los 90 minutos con un gol en propia puerta. Personalmente, si quiero ver espectáculo me voy al cine o me pongo una comparsa o una murga. Cada cual su espectáculo preferido.

Otra cosa es en fútbol de formación, en deporte  no profesional o en el que hay que buscar la plasticidad. Señores, esto no es ni Natación Sincronizada, ni rítmica, ni salto de trampolín, es fútbol y se trata de meter más goles que el rival.  En este caso el fin justifica los medios.

Me ha costado años de trabajo personal llegar a estas conclusiones. Por supuesto que me gustaría jugar con más alegría, más posesión pero los dirigentes de mi club, el que llevo grabado a fuego en el corazón apostaron por un estilo en concreto, alejado de mi filosofía, pero como es el de mi equipo voy a muerte con él. No me voy a poner a llorar cada día cuando juega el Málaga, no voy a rasgarme las vestiduras porque no sea tan ofensivo como a mi mente romántica le apetece. Cambio mil veces no tener eso por un ascenso.

Entiendo a los que siendo rivales critican la propuesta de juego del Málaga. Es consuelo de tontos mirar lo que no hace el que va por delante para no ver los errores propios. Pero estoy seguro que todos los que critican al Málaga por su estilo cambiarían su situación clasificatoria por la nuestra con los ojos cerrados.

Pero a los que no entenderé son a aquellos que se hacen llamar malaguistas, incluso a los que se permiten el lujo de repartir carnets de malaguismo y dicen aburrirse con el juego de su equipo. Insisto, y sigo parafraseando a mi santa madre, si te aburres échate en agua. Que yo me seguiré aburriendo pero con un equipo líder de Segunda y dando pasos firmes hacia el ascenso. Lo demás son  chuflas. El que quiera espectáculo que se vaya al Multicines que yo me voy a La Rosaleda a animar a los míos.

Autor: Kiko García

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Top