Estás aquí
Inicio > Málaga cf > Atletico Malagueño > Tres a cero y llega la hora de la verdad para los de Manel Ruano

Tres a cero y llega la hora de la verdad para los de Manel Ruano

Un lance ayer del Malagueño-Guadix

Ahora sí, ahora empieza lo bueno. Los cachorros malaguistas aspiran a ser fieras competitivas al máximo nivel de expresión. La liga regular ha sido aprobada con sobresaliente, al igual que la temporada en su conjunto, pero ahora rematar y sacar la matrícula de honor en unas eliminatorias por el ascenso que medirán de nuevo la capacidad de un asombroso equipo. Los de Manel Ruano han obtenido rápidamente el campeonato de este grupo noveno de la Tercera, con noventa puntos y con ciento siete goles a favor en el saco. La ventaja, además ha sido brutal con sus dos máximos competidores: Antequera y Almería B, a los que se les sumó el Huétor-Tájar, que ha sido el único en no hincar la rodilla frente a los campeones.

Y ayer, en partido adelantado de su hora y día habitual (sábado 17.30) el Atlético Malagueño cerraba su periplo por estas treinta y ocho jornadas superando al Guadix, que viajó a Málaga con sólo trece jugadores e instalado en la zona media sin posibilidades hace tiempo, de luchar por meterse en la pomada del ascenso. El partido fue anodino, menos vistoso de lo habitual para los chicos de Ruano, acostumbrados a avasallar y buscar la portería visitante de manera intensa desde el minuto uno. Hubo alguna que otra ocasión, y por supuesto dominio frente a un equipo granadino que, lógicamente, quería cumplir un buen papel ayer en la Federación pero que veía que con dejar la puerta a cero podía ser suficiente para volver satisfecho a casa. Los de Roberto Cueva a fe que lo consiguieron en los primeros cuarenta y cinco minutos; con la sensación de que estábamos en un partido para poco más que probaturas, donde en los malaguistas volvía Ontiveros, jugó David Ramos un poco más adelantado, Iván Rodríguez sigue disfrutando de minutos y donde hubo algún juvenil que se subió al tren de la convocatoria, como Pablo Roca.

En el segundo tiempo, el Malagueño dejó de especular y fue a por el partido. Primero Wojcik volvía a su cita con el gol, posteriormente otros de los refuerzos invernales, Ian Soler (acierto total en el mercado) marcaba de nuevo tras servicio por la izquierda. Y era Kuki Zalazar quien cerraba el marcador con el tres a cero final de remate certero. Se acabó lo que se daba. Más ocasiones para los locales para ampliar aún más la renta, pero el trabajo ya estaba hecho: un triunfo para despedir la liga regular y todas las probaturas posibles para Manel Ruano en las últimas jornadas desde que aseguró el primer puesto. A los cachorros blanquiazules les esperan, desde la semana que viene, los play-offs.

Top