Estás aquí
Inicio > Artículo > Última hora del Reus

Última hora del Reus

Última hora del Reus

por Nicolás Vázquez Moreno

A la salida de cinco jugadores de la plantilla podrían sumarse dos futbolistas más, Jesús Olmo y David Querol. Ambos jugadores plantean la idea de no disputar el partido contra el Málaga. Joan Oliver, el mayor accionista del Reus, por primera vez deja una puerta abierta a una posible desaparición del club.

La situación financiera del Reus hace peligrar su continuidad en el fútbol español. Aún así todo apunta a que el encuentro que enfrenta al Málaga y Reus va a llevarse a cabo.

El acuerdo del pasado 28 de diciembre entre LaLiga y la AFE permitió a Èdgar Badia, Fran Carbia, Vitor Silva, Shaq Moore y Mikel Villanueva a rescindir sus respectivos contratos con el club. Esto ha producido que el equipo que dirige Xavi Bartolo cuente actualmente con tan solo 13 fichas profesionales. Además la lista puede aumentar en los siguientes días, debido a la tentativa de Jesús Olmo y David Querol de no desplazarse a la Rosaleda para el partido de este domingo. Ambos futbolistas estarán libres si el Reus no hace efectivo el pago salarial antes del 8 de enero. También el futuro del delantero Miguel Linares está en entredicho, dado que el Zaragoza desea hacerse con sus servicios.

Xavi Bartolo ha suspendido los entrenamientos de su plantilla, que no ha entrenado hasta hoy miércoles ante la terrible tesitura de la entidad.

Joan Oliver afirmó en su última comparecencia en público no tener la certeza absoluta de lograr una solución. Su objetivo principal es vender el club, el cual tiene actualmente una deuda de 5 millones, e irse y poder cubrir las bajas a través de los jugadores del Reus B Cambrils. El mayor accionista del Reus achaca el origen del problema al cambio de política del gobierno chino sobre la inversión en clubes del exterior, ya que el Reus recibía financiación del BIT FC, equipo de la 3ª división china.

Oliver declara: “Mi error es no haberme dado cuenta antes de esto”

Existe una gran controversia respecto a este tema, ya que muchos critican a la entidad la compra realizada del 29% de las acciones del club chino BIT (Beijing Institute of Technology Football Club), que finalmente pasó a ser del 50% en enero del 2018.

La dimisión del presidente Xavier Llastarri el pasado 21 de diciembre, la salida de cinco jugadores hasta el momento y la última rueda de prensa del máximo responsable del Reus han caldeado el ambiente en Tarragona. Durante los últimos días se han podido ver numerosas pintadas, quejas y carteles por parte de los aficionados.

 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Top