Estás aquí
Inicio > Artículo > VALENCIA-UNICAJA: MUCHO MÁS QUE UNAS ‘SEMIS’ EN JUEGO

VALENCIA-UNICAJA: MUCHO MÁS QUE UNAS ‘SEMIS’ EN JUEGO

Unicaja se volverá a encontrar con Valencia Basket en el ‘play off’

Llego la hora de la verdad. Unicaja comienza el ‘play off’ en La Fonteta ante Valencia. Una pista donde sufrió una de las mayores palizas que se le recuerda no hace ni dos meses. El equipo llega al completo con la única duda de Sasu Salin. En frente tendrá a un equipo que llega a velocidad de crucero. Ha hecho un final de Liga regular espectacular, ganando en el Palau al Barca y en La Fonteta a Baskonia. Además, con solvencia ambos partidos. A eso hay que añadirle la Eurocup conquistada que le da derecho a jugar la próxima Euroliga.

Los valencianos llegan lanzados. Los Diot, Vives o Van Rossom llevarán la batuta del plantel de Ponsarnau, con dos veteranos de guerra en el perímetro como son Rafa Martínez y San Emeterio, e incluso Sastre, que ha recuperado el nivel que le llevó a ser uno de los mejores aleros de la Liga Endesa la temporada pasada. En este puesto ha perdido a un gran tirador, Matt Thomas, lo que ha provocado que jugadoras como Martínez o Doornekamp hayan dado un paso al frente para suplir tan importante baja.

Por dentro tienen dos ala pivots, Will Thomas y Labeyre, a los que son muy difícil de defender por su versatilidad y rapidez. Después, en el puesto de pivots están Dubljevic y Mike Tobey. El montenegrino ha sido el mejor pívot del campeonato. Rebotea, postea y tira bien de tres, un jugador muy completo que canaliza todo el juego ofensivo de Valencia Basket. Y Tobey, que llega aún renqueante de su lesión en el hombro, que le hizo perder los dos últimos partidos, y que ha completado una Liga regular de muchos altibajos, aunque en la última parte del campeonato parece ser que se ha entonado algo sumándose a la inercia positiva del equipo.

Unicaja debe tener confianza en lo que hace y creer en ellos mismos. Si el equipo mantiene el nivel ofensivo mostrado esta temporada y en defensa logran dar ese punto más, el ‘click’ que hace dar un paso más aún cuando ya crees que estás defendiendo al límite de tus posibilidades, serán capaces de llevarse la eliminatoria sin necesidad de tener que mirar cómo haga las cosas el equipo taronja.

Unicaja necesita a Alberto Díaz, Carlos Suárez y Milosavljevic, necesita que impriman ese carácter defensivo para contagiar al resto del grupo, también la inspiración de Salin y Waczynsky, la verticalidad de Jaime Fernández unido a su tiro que cree esas dudas en la defensa valenciana. Necesita que Wiltjer mantenga su nivel ofensivo y tenga esa intensidad defensiva y en el rebote para dar equilibro a su juego y tenga más confianza en pista. Y con Lessort y Shermandini pegándose en la pintura al límite, cerrando bien el rebote y sabiendo ambos que ahora sí tienen un recambio de garantías en el banquillo, Rubén Guerrero, que en los minutos que se le vio ante Andorra demostró ser un jugador que cumple, hace lo que le pide el míster y realiza mucho trabajo sucio que no se refleja en las estadísticas pero que no por ello no es importante para el equipo.

Luis Casimiro deberá estar muy atento para detener cualquier recaída del equipo en errores del pasado que le hicieron perder lo partidos ante el cuadro de Ponsarnau. En definitiva, Unicaja deberá salir muy concentrado ante un Valencia que, con seis millones más de presupuesto que los verdes, tiene un plantel de muy buenos jugadores y muy intensos en todo lo que hace, que ha dejado al conjunto cajista sin el objetivo de la temporada de meterse en Euroliga y que a día de hoy le ha arrebatado al cuadro malagueño el estatus de cuarto mejor equipo de la Liga Endesa. Muchas razones y motivaciones las que se dan para que Unicaja vaya con todo a recuperar su lugar ante el rival que se lo arrebató en estas últimas temporadas.

Pieza publicada por Javi Jiménez (@JjGuijav)

Top