Estás aquí
Inicio > Artículo > WARRIORS – RAPTORS: LA ESPERANZA DEL NORTE CONTRA EL GIGANTE DE OAKLAND

WARRIORS – RAPTORS: LA ESPERANZA DEL NORTE CONTRA EL GIGANTE DE OAKLAND

Golden State Warriors y Toronto Raptors se medirán en unas finales ineditas en la historia de la NBA: Los de Oakland buscarán su séptimo anillo y el tercero seguido, tras imponerse a los Cleveland Cavaliers en 2017 y 2018.Por parte de los Raptors será la primera final que dispute la franquicia canadiense desde su fundación en el año 1995.

Los Warriors, a pesar de que pueden no contar con DeMarcus Cousins (rotura del cuádriceps, aunque podría disputar el primer partido de la serie) ni Kevin Durant, que sigue con problemas en la pantorrilla desde que cayera lesionado en el quinto partido de las semifinales de la Conferencia Oeste ante los Houston Rockets y es baja segura para el primer partido. Los Warriors son favoritos, puescuentan con jugadores más que experimentados en este tipo de partidos y con un talento individual (y colectivo) capaz de resolver partidos en periodos muy cortos. Aún así, los Raptors ya han demostrado que son un conjunto más que capacitado para luchar de tú a tú contra los mejores, y es que muestra de ello fue la remontada en las finales de Conferencia ante los Bucks, que en teoría era un conjunto con nombres de mayor nivel.

El baloncesto,como deporte de equipo que es, no premia siempre al mejor jugador, sino al mejor equipo, y los Raptors cuentan con armas más que suficientes para intentar doblegar a uno de los conjuntos más completos y letales que se recuerdan en la historia del baloncesto. Es por eso que os desgranamos las tres claves que pueden decantar el choque.

¿Serán los Raptors diferenciales en defensa?

Es la primera pregunta que debería plantearse cualquiera que vaya a presenciar este duelo. La defensa ha sido la seña de identidad de Toronto en estos Playoffs, pues de los 12 partidos que los Raptors han ganado en esta edición, solo encajaron más de 100 puntos en dos ocasiones (tercer y cuarto partido de la serie contra Milwaukee). Nick Nurse cuenta con una gran batería de defensores: Kawhi Leonard y Marc Gasol han conseguido el DPOY (Defense Player Of The Year) alguna vez en su carrera; Danny Green y Serge Ibaka también cuentan con reconocimiento como buenos defensores, pues ambos han sido parte de alguno de los dos mejores quintetos defensivos de la temporada, y, además cuentan con otros nombres importantes en la parcela defensiva, como Pascal Siakam o Norman Powell. Todos ellos con dos características muy importantes: físicos y versátiles. Son jugadores capaces de defender varias posiciones, sufrir menos de lo normal en los missmatch y adaptarse al sistema de ataque en función del rival: en este caso losWarriors son un equipo que puede con los cinco jugadores abiertos, por lo que habrá más espacios en situaciones de aclarado o pickandpop, situaciones que Golden State utiliza a menudo debido a la enorme capacidad de sus jugadores para anotar desde el triple. El cómo responda Toronto ante un equipo que les obligará a estirarse mucho en defensa será clave en el devenir de la serie.

Los Warriors con y sin Kevin Durant

Golden State Warriors, sin poder contar con Kevin Durant, quien es considerado para algunos el mejor jugador de la actualidad. Lo cierto es que los Warriors han sabido sobrevivir sin KD en la serie ante Portland, aunque ante un rival más físico como Toronto su presencia será más importante de lo normal para el conjunto de Oakland: Durant es la máquina perfecta en ataque, pues puede anotar de muchas maneras, ya sea tras recibir el balón, en situaciones de uno contra uno en el poste, donde es realmente efectivo , o en missmatch, que aprovecha ya sea por capacidad física, técnica o agilidad. Kevin Durant es otra de las tantas amenazas que manejan los Warriors, pero es la más letal y diferencial con el balón en sus manos. Si Durant puede jugar en algún momento de la serie, las opciones de los Raptors se verán más reducidas aún, debido a que Curry y Thompson podrían ejercer un rol en el que se sienten más cómodos y son mucho más efectivos como ejecutores, y los Warriors, como dijimos anteriormente, añadirían su pieza más letal en situaciones de uno contra uno. Por el contrario, si Durantula no puede ser de la partida, la responsabilidad ofensiva recaerá aún más sobre Steph Curry, que siendo un buen jugador a la hora de tener en balón en sus manos, no es tan bueno a la hora de generarse sus tiros como Durant. Comentar también la importancia del alero en defensa, dado que es muy versátil gracias a su envergadura y agilidad, además de ser un buen protector de aro, faceta en la que los Warriors podrían sufrir ante los de Canadá por el poderío físico de los interiores de los Raptors.

Debe haber vida en Toronto más alla de Leonard

Si hay algo (aparte de la defensa) que haya personificado a Toronto en estos playoffs ha sido la ausencia de una segunda espada en ataque. Los Raptors no pueden permitirse el lujo de depender tanto de un Kawhi Leonard que está firmando una postemporada para el recuerdo (31 puntos, 9 rebotes , 4 asistencias , 50% en tiros de campo y 39% en triples son sus medias). Para poner en contexto la dependencia que sufre Toronto con Kawhi Leonardhay que decir un dato que dejará a más de uno congelado: con Leonard en pista, los Raptors anotan 112 puntos por cada 100 posesiones. Sin embargo, cuando “The Klaw” está en el banquillo Toronto únicamente anota 85 puntos por cada 100 posesiones: un dato que reafirma la ecesidad de buenos minutos de jugadores como Danny Green, que está lanzando con un 31% desde el triple, o Pascal Siakam, quien está teniendo un flojo 29% desde la línea de tres en estos Playoffs. Lowry y Marc Gasol como generadores de juego, Green y VanVleet como ejecutores desde el triple… Toronto necesita mucho más que la mejor versión de Kawhi para poder plantar cara a los Warriors.

Todas estas preguntas hacen de este duelo una bonita batalla entre dos equipos distintos, pero que pueden amoldarse a diferentes situaciones y contextos. Oportunidad histórica para los Warriors, que de ganar obtendrían el three-peat(ganar una competición durante 3 temporadas consecutivas). Por el otro lado, Toronto intentará escribir su nombre dentro de las franquicias que han conseguido un campeonato de la NBA.

Top